La revolución del carro eléctrico ya está aquí

La revolución del carro eléctrico ya está aquí


La revolución del carro eléctrico ya está aquí

Los analistas pronostican que la cantidad de vehículos eléctricos en las calles sobrepasará los 10 millones para el año 2020. Eso en comparación con 180.000 vehículos en 2012, según la Agencia Internacional de Energía. Se espera que Europa y China sean los mercados de más rápido crecimiento. La tendencia es impulsada en gran medida por el deseo de reducir la contaminación; a nivel mundial, el transporte es responsable de alrededor del 15 % del dióxido de carbono generado por el ser humano.

“Los fabricantes más importantes de automóviles trabajan bajo gran presión para desarrollar soluciones eléctricas de movilidad”, indica Michael Kopka, gerente de desarrollo de negocios de 3M Electronic Material Solutions.

No es una batería común y corriente

Uno de los principales obstáculos para la masificación de los automóviles eléctricos ha sido una percepción sobre sus baterías. Los fabricantes han trabajado para que sean más económicas; de hecho, el Departamento de Energía de los Estados Unidos informa que los costos de las baterías eléctricas han disminuido a la mitad en los últimos cuatro años.

Pero ¿qué pasa con el rendimiento de las baterías que limita su alcance? Un automóvil eléctrico promedio rinde de 64 a 240 kilómetros con una carga. Eso está muy bien para ir por comestibles, pero los viajes más largos por carretera podrían ser un problema.

Actualmente, una nueva batería de tecnología avanzada ofrece una solución. 3M ha investigado las nuevas tecnologías para baterías durante más de 15 años y acaba de hacer un descubrimiento que cambiará las reglas del juego. Las nuevas baterías usan una mezcla innovadora cuya densidad casi duplica la densidad de los materiales utilizados en la tecnología convencional de las baterías. Eso permite que la nueva batería aumente su rendimiento en hasta un 40 %. En Alemania, 3M colabora estrechamente con los fabricantes de automóviles para aplicar la nueva tecnología con el fin de crear automóviles eléctricos más eficientes.


Compartir: